Domingo 25de Febrero de 2024CORRIENTES36°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$817,5

Dolar Venta:$857,5

Domingo 25de Febrero de 2024CORRIENTES36°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$817,5

Dolar Venta:$857,5

/Ellitoral.com.ar/ Ciencia & Tecnología

Una investigación comprobó el daño ambiental de los aserraderos en Corrientes

La misma provincia que se caracteriza por tener la mayor cantidad de bosques implantados y aserraderos, a su vez, es también la que mayor quema realiza de sus desperdicios. 
Gentileza: Marcos Roth.

El licenciado en Geografía Marcos Roth culminó el mes pasado su carrera en la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) con una investigación en la que comprobó los daños ambientales que genera la práctica de la quema de residuos de un aserradero en el barrio San Isidro, de Concepción del Yaguareté Corá, provincia de Corrientes. Si bien se trata de una práctica extendida y común en la foresto industria, el autor propuso cambios para solucionar este conflicto. 

También detalló a este diario el proceso para realizar su trabajo final de carrera, que estuvo dirigida por el doctor en Geografía, Félix Ignacio Contreras. 

"El tema me tocó de cerca porque soy de Concepción, viví ahí hasta los 17 años cuando tuve que venir a la ciudad de Corrientes a continuar con mis estudios. Es un tema que siempre hubo en los aserraderos cada vez que se generaban montículos de estos subproductos que están compuestos por aserrín, virutas, costaneros, cortezas, y se quemaban; este humo nos llegaba a todos en el pueblo, que ahora tiene emplazados seis aserraderos y todos queman", dijo Roth a El Litoral

"Se tuvo en cuenta este aserradero en particular porque es el que quema con mayor frecuencia y en mayores cantidades, y con la idea de que esta tesis no sea solamente un trabajo para poder cumplir con el objetivo de graduarme como licenciado en Geografía, sino que también sea el punto de partida o el inicio para futuras líneas de acción para poder solucionar este tipo de problemas", explicó. 

Sin embargo, Roth notó que la misma actividad que contamina es la que genera fuentes laborales en su pueblo natal: "Una vez que terminaba las encuestas, los vecinos me decían que ojalá yo pueda ayudarlos con el problema, ya que realizaron quejas en la municipalidad y la comisaría pero no obtuvieron respuestas.  Muchas de las personas que se encuentran en zonas periféricas a los aserraderos allí en la localidad trabajan en los mismos. Ninguno de los encuestados quiere terminar con la actividad foresto industrial, pero lo que sí piden es que se regule el tema de las quemas, porque es una situación de exposición constante y ya no la soportan".

"Ellos saben que es una fuente de ingresos tanto para ellos como para la localidad, pero piden que esta situación de la quema se termine". 

Entre sus conclusiones, Roth señaló que "esta actividad evidentemente es muy importante para la localidad y la provincia, pero también tenemos que tener en cuenta, ser consientes de que si bien la quema es el método de eliminación más rápido y económico no es lo más propicio. Debería ser regulado porque acá hay una responsabilidad compartida entre los propietarios y las autoridades municipales y provinciales".

En total, la provincia posee 254 aserraderos instalados. Roth explicó que la provincia de Corrientes está dividida en cuatro cuencas o zonas forestales; la principal se encuentra en el Noreste, encabezada por el departamento de Santo Tomé, en segundo lugar el Noroeste en la cual está el departamento de Concepción que se divide en cuatro localidades, el principal polo productivo del departamento de Concepción está en la localidad de Santa Rosa, justamente donde se encuentra el parque foesto industrial de la provincia y una planta generadora de energía a partir de la biomasa, una planta termoeléctrica.

Entonces, el licenciado en Geografía propuso que "lo ideal sería poder generar un convenio con Santa Rosa, para que los subproductos generados por los aserraderos sean llevados allí, dándoles un uso razonable a los desperdicios".

En las imágenes aéreas presentadas con la investigación se puede ver cómo el humo se desplaza hacia las casas del barrio San Isidro. 

Proceso

Se trata de un trabajo inédito que aborda también las múltiples problemáticas de la actividad foresto-industrial. "A la hora de realizar cualquier investigación, se tiene que buscar si hay algún antecedente del tema. Para este trabajo en particular no había ningún antecedente", agregó Roth. 

"Como bien sabemos, la actividad foresto industrial acá en Corrientes es una de las actividades económicas más importantes y genera muchas fuentes de trabajo para la población. Este es uno de los impulsores que tuve en cuenta para elegir el tema. Otro, es que se trata de un lugar en particular que es la localidad de Concepción del Yaguareté Corá y es el pueblo del que soy oriundo", fundamentó. 

El licenciado calificó a esta problemática como "muy evidente". "Si bien la foresto industria es una actividad económica muy importante, también se debe tener en consideración las consecuencias que pueden llegar a generar el tratamiento que se le da a los desperdicios". 

"La provincia de Corrientes se caracteriza por tener la mayor cantidad de bosques implantados y la mayor producción de aserraderos; y a su vez, se caracteriza por ser la provincia que mayor quema realiza de estos desperdicios, sobre todo en aquellos aserraderos emplazados en la ruta provincial 118 y la ruta provincial 6", aseguró Roth

Para realizar esta investigación tuvo en cuenta el punto de vista de diferentes actores sociales: "Primero que nada los vecinos del barrio porque, si bien todos sabemos que el humo genera malestar, yo quería saber qué síntomas se generaban en ellos. Eso lo tomé como variables para realizar encuestas, primero de manera informal y después con entrevistas estructuradas".

También se tuvo en cuenta la visión de los trabajadores del aserradero y de las autoridades municipales. "Me pareció muy importante entrevistar al senador provincial Sergio Flinta, porque en 2011 él creó una ley que regula este tipo de desperdicios por parte de los aserraderos, que es la ley de los Recursos Dendroenergéticos", detalló Roth. 

"Justamente, esta ley se había sancionado con el fin de que los aserraderos no quemen los desperdicios que generan humos, la cuales son contaminantes tanto para el ambiente como para la salud de las personas, porque el humo que se genera de la madera del pino del eucaliptus (en que se basa el 90% de la actividad foresto industrial en Corrientes y la Argentina) tiene altos niveles de monóxido de carbono que una vez que llega a la atmósfera no se disipa y puede llegar a estar suspendido por dos meses; luego pasa a convertirse en dióxido de carbono", subrayó.

"También entrevisté a un experto, un neumonólogo del Ministerio de Salud de la Nación, quien me dijo que este tipo de humo tiene consecuencias muy graves, sobre todo en grupos de riesgo: niños, ancianos y personas con afecciones respiratorias y/o cardiacas; se agravan las situaciones asmáticas, se empiezan a desarrollar personas con alergias y problemas en la vista por la exposición constante al humo", precisó el nuevo licenciado en Geografía.

Y concluyó: "Los seres humanos deberíamos tener más conciencia ambiental, porque debemos cuidar el ambiente y nuestros recursos, tenemos un solo planeta y si queremos dejar un ambiente sano para las generaciones futuras, tenemos que implementar métodos amigables con el mismo". 

Cartografía de riesgo por el humo en el barrio San Isidro. Roth utilizó un polígono de mínimos convexos, un método muy utilizado en biogeografia, el cual permite expresar los alcances mínimos de influencia que tiene el humo del aserradero. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error