Miércoles 17de Abril de 2024CORRIENTES17°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$847,5

Dolar Venta:$887,5

Miércoles 17de Abril de 2024CORRIENTES17°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$847,5

Dolar Venta:$887,5

/Ellitoral.com.ar/ Mundo

Crece la presión a Israel por la masacre del jueves en Gaza

Las víctimas eran civiles que buscaban comida en camiones de ayuda humanitaria. 

 La muerte de más de 100 palestinos que se agolpaban frente a una caravana de ayuda humanitaria en Gaza derivó en un pedido generalizado para que se investigue el incidente, después de que Israel admitiera haber abierto fuego contra la multitud, pero asegurara que no era responsable de la mayoría de las muertes, y al mismo tiempo podría representar una nueva traba en las negociaciones para un cese del fuego en la guerra contra Hamas.

El movimiento islamista palestino, que gobierna el enclave desde 2007, aseguró que en el episodio ocurrido el jueves murieron 115 personas y otras 760 recibieron heridas, y responsabilizó por los decesos a los disparos hechos por las fuerzas militares israelíes.

Israel, por su parte, consideró que se trató de un suceso caótico en el que la mayoría de las muertes se originaron en una estampida o en atropellos de los propios vehículos del convoy humanitario.

Estados Unidos se sumó a la Unión Europea y otros países para pedir una investigación independiente del hecho, aunque bloqueó un comunicado de repudio en el Consejo de Seguridad de la ONU, en una sesión pedida de urgencia por Argelia y en la que el embajador de Palestina, Riyad Mansour, reclamó sin éxito que el organismo multilateral adoptara esa decisión.

Testigos afirmaron que soldados israelíes dispararon el jueves contra una muchedumbre hambrienta que había rodeado un convoy de ayuda humanitaria en el norte de Gaza.

Un oficial del Ejército israelí confirmó en tanto "disparos limitados" por parte de soldados que se sintieron "amenazados" y describió "una estampida durante la cual murieron y resultaron heridos decenas de habitantes, algunos de ellos arrollados por los camiones de ayuda".

Según la ONU, 2,2 millones de los 2,4 millones de habitantes de este estrecho territorio palestino asediado por Israel están amenazados por la hambruna tras casi cinco meses de conflicto, que se ha cobrado la vida de más de 30.000 personas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, admitió que esta tragedia complica las negociaciones para un alto el fuego, exigió a Israel "respuestas" tras lo ocurrido el jueves y pidió una "investigación exhaustiva". 

Asimismo, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el del Consejo Europeo, Charles Michel, urgieron también a analizar lo sucedido.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error