Miércoles 22de Mayo de 2024CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$868,5

Dolar Venta:$908,5

Miércoles 22de Mayo de 2024CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$868,5

Dolar Venta:$908,5

/Ellitoral.com.ar/ Vivir Bien

60-60, para evitar un problema clave de la vejez

Los casos de sordera pueden tener varios síntomas en las personas. Enterate los beneficios de este método para prevenirla.

Un problema de salud que se asocia comúnmente con la vejez es la pérdida de audición, conocida popularmente como sordera. Para prevenirlo, los médicos recomiendan una regla fácil de cumplir, llamada 60-60, que cuida a los oídos a lo largo del tiempo.

De todas formas, no solo los adultos mayores pueden padecer esta enfermedad, es algo que se puede dar a lo largo de toda la vida. Como este problema se agrava por el uso inadecuado de auriculares y la asistencia a conciertos con niveles elevados de ruido, ahora los jóvenes también deben cuidarse.

Qué es la regla 60-60

La Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL) advierte que siete de cada diez habitantes de grandes ciudades sufren algún grado de sordera o pérdida auditiva por exposición a sonidos fuertes.

Ante esta situación, recomiendan seguir la regla 60-60, que consiste en dos puntos clave:

No usar auriculares a más del 60% de volumen.

No utilizarlos durante más de 60 minutos al día.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para 2050 se espera que el 25% de la población tenga problemas auditivos, con unos 700 millones que necesitarán atención otológica.

Cuáles son los síntomas de la sordera y cómo se puede tratar

La OMS señala varios síntomas que pueden indicar sordera o pérdida auditiva. Algunos de los principales son:

Dificultad para entender conversaciones, especialmente en entornos ruidosos.

Necesidad de aumentar el volumen de la televisión, radio u otros dispositivos de audio.

Dificultad para escuchar sonidos de alta frecuencia, como el canto de los pájaros o el timbre de un teléfono.

Dificultad para seguir conversaciones en grupos o durante llamadas telefónicas.

Sensación de zumbido o pitido en los oídos (tinnitus).

Aislamiento social debido a problemas de comunicación.

Dificultad para entender el habla de los niños o las mujeres, que a menudo tienen tonos de voz más altos.

Dificultad para escuchar sonidos ambientales importantes, como alarmas o sirenas.

Posibles tratamientos

La OMS sugiere varios enfoques para el tratamiento de esta enfermedad, dependiendo de la causa y la gravedad del problema, como:

Aparatos auditivos.

Implantes cocleares.

Terapia del habla y lenguaje.

Rehabilitación auditiva.

Cirugía.

De todas formas, ante alguno de lo síntomas, es importante consultar a un profesional médico para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento personalizado.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error