Jueves 13de Junio de 2024CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$881,5

Dolar Venta:$921,5

Jueves 13de Junio de 2024CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$881,5

Dolar Venta:$921,5

/Ellitoral.com.ar/ Nacional

Crecen las especulaciones sobre la renuncia de Posse

El funcionario no concurrió al Luna Park al show de Javier Milei. 

 En la Casa Rosada empezaron a tomar fuerza los rumores, largamente rumiados, de que el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, está de salida. A la persistente distancia con Javier Milei, que se mantiene hace meses, se sumó la indignación de Karina Milei por la discrecionalidad con la que -dice- el funcionario activa y frena designaciones. Y el ex empresario, apático, apolítico y de bajísimo perfil, no se defiende del fuego interno, incluso cuando en algunos despachos deslizan que podría irse después del 25 de mayo.

Las suspicacias se profundizaron anoche cuando Posse faltó ayer al show de Milei en el Luna Park, a donde sí fueron todos los ministros, diputados, legisladores y armadores. En su entorno dijeron que tenía planeado ir, pero no los motivos por los que reculó. Y si bien hoy el jefe de los ministros encabezó, como cada jueves, la reunión de Gabinete, nadie en la Casa de Gobierno negaba las rispideces. A lo sumo, los asesores más cercanos del Presidente se abstenían de hablar. Uno deslizó que el objetivo es ponerle ciertos límites a las ambiciones, pero que sería muy difícil encontrarse un reemplazo. Además, su segundo, José Rolandi, se transformó en una pieza fundamental en la re-redacción de la ley Bases y las conversaciones con la oposición.

Los problemas entre Posse y Milei empezaron hace dos meses, cuando el jefe de Gabinete aumentó, sin consultarlo previamente los sueldos para el personal jerárquico del Gobierno, incluyendo el propio y el del Presidente. Hoy en Balcarce 50 recuerdan ese momento político como el peor de su mandato hasta ahora, una puñalada en el corazón del relato. Y cada vez que mastican bronca en retrospectiva por ese mal trago, se lo adjudican al ministro coordinador.

El encono, deslizan en el Ejecutivo, no fue unilateral, sino mutuo. “Es algo que devino personal”, deslizaron misteriosamente en Gobierno. A pesar del grado de cercanía entre ambos -se conocen desde hace 20 años, cuando trabajaron en el Grupo Eurnekian- no hubo reconciliación. Y si bien empezaron a haber cortocircuitos (por ejemplo, evitaron viajar juntos en el mismo avión en el viaje a Washington) en ningún momento el primer mandatario tomó las riendas de la silenciosa discusión.

Karina Milei nunca tuvo una particular buena relación con Posse, pero tampoco una enemistad flagrante. De hecho, en el inicio del mandato, antes de que se afianzara su vínculo con Martín y Lule Menem, supo tener una especie de sociedad tripartita con el jefe de Gabinete y el asesor Santiago Caputo. Ese vínculo se desgastó en el trajín de la administración nacional, cuando la Secretaria empezó a resentir la voracidad de su compañero de Gabinete para nombrar gente de su confianza.

Ya había sentido un sabor amargo durante el armado del Gobierno, cuando debió resignar el nombramiento en la Secretaría de Legal y Técnica de su abogado de mayor confianza, Santiago Viola, porque Posse impuso a Javier Herrera Bravo. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error